Diario Zombi

- El nuevo diario zombi -

lunes, 4 de abril de 2011

Capítulo 3 - Una visita al supermercado (Alberto)

Día 21 (tarde): Acabo de volver de dar una vuelta, he salido sólo una hora. El ruido de ayer se hizo más fuerte, me escondí en una de las habitaciones y no pude pegar ojo en toda la noche. Me estoy volviendo loco, no sé cuanto tiempo podré estar así, ¿aguantar o morir? No sé ahora mismo que es lo mejor. Cuando he salido antes, no he oído ni he visto nada, todo estaba demasiado tranquilo, creo que eso aún da más miedo. Necesito que alguien pueda escucharme o comunicarse conmigo. Sé que debe de existir más gente en mi situación y espero nos encontremos algún día.

He estado en el supermercado, está todo tirado por los suelos, algunos alimentos llenos de bichos o podridos. He podido coger comida para un tiempo, eso está bien, así podré aguantar más. Cuando llegaba a casa, he visto huellas, muchas y muy distintas, creo que saben que estoy metido allí, así que ahora en cuanto acabe de escribir tendré que buscar otro sitio para pasar las horas muertas. Pero hasta mañana no podré irme a ese lugar, así que esta noche la pasaré otra vez aquí. Sé que lo más seguro en estos casos es estar en un piso cuanto más alto mejor, pero me gusta una casa que vi hace unos días, creo que iré allí.
Mañana si me da tiempo antes de que se haga de noche, o si no, pasado mañana, tengo que ir a un sitio donde sé que hacían experimentos secretos con productos altamente tóxicos. Debo de averiguar qué es lo que está pasand, pero, ¿quién me cubre las espaldas? De verdad si alguien lee esto que contacte conmigo. Cada vez se está poniendo la situación mas difícil. Lo que vi el pasado día, como comían carne humana y lo que pude escuchar ayer, me da a entender que el fin del mundo está llegando para la humanidad.
Ayer mientras me escondía, no hacía más que pensar en mi novia... ¡¡¡Cómo la echo de menos!!! Ojalá estuviera aquí, tengo que buscarla, se lo debo.
A los siete días de pasar por esta catástrofe, fui a su casa, no había nadie, pero encontré una nota que ahora mismo la tengo aquí delante: -"Alberto, ven a buscarme. No sé qué está pasando, mis padres han muerto pero, al día siguiente ya no estaban sus cuerpos. Tengo que irme de aquí, búscame" -.

Saber que ella, amigos, familiares... pueden estar muertos o convertidos en esas cosas me mata, me da rabia el no haber podido ayudarles. Ahora volveré a salir un rato, quedan dos horas para que anochezca, sé que tengo que pasar otra noche aquí, recoger todo lo que tengo e irme mañana. Quiero en estas dos horas comprobar la zona donde me instalaré por la mañana, así que debo darme prisa y saber si esas criaturas están por allí ¿Qué harán por el día?, ¿duermen?, ¿se esconden? ¿Qué son? Son tantas preguntas que ahora mismo no tienen respuesta lo que hace que esté intranquilo y no duerma.

Hablando de dormir, tengo que pasarme por una farmacia porque si sigo así no llegare muy lejos. En fin, un día más, una noche más escuchando esos gritos de dolor, de hambre, de desesperación.... Voy a salir ya, si no el tiempo se me echará encima, no quiero que se me haga tarde como la otra vez y volver a ver lo que vi. No se si volveré a golpear a alguien, pero no dejaré que hagan conmigo lo que han hecho con otras personas. Me despido, si llego a mañana, seguiré escribiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por correo electrónico:

Páginas vistas en total: