Diario Zombi

- El nuevo diario zombi -

miércoles, 27 de abril de 2011

Capítulo 24 - La niña (Alberto)

Día 43 (madrugada): Hola Miguel, la verdad que llevo unos días sin parar, pero bueno, ya he llegado a mi ciudad. Encontré a una persona con vida y a una chica pequeña que presentaba un mordisco y principios de contagio. Llevo días dándole vueltas a todo esto. La persona que encontré era un hombre de unos 40 años, se llama Pedro y era el padre de la chica infectada. Estuve hablando con él, y al igual que yo, teníamos profesiones muy parecidas. Sé que sabía más de lo que decía, al igual que cuanto más tiempo pasaba, sabía que su hija se acabaría convirtiendo en uno de esos seres. La maté Miguel, a sangre fría. Por la noche empecé a escuchar a una persona que se arrastraba hacia mí y su sonido era devastador, me dio tiempo a encender la linterna y ver que se trataba de la niña. Todavía no estaba convertida, pero era cuestión de horas o minutos, miré a su padre que también la estaba observando, saqué mi pistola, él me miraba y me decía que no, pero yo disparé contra la niña, su sangre aún era como la de cualquier humano, pero ella no era humana.

Luego no estoy seguro de lo que pasó, pero el hombre se abalanzó sobre mí, me gritaba que por qué lo había hecho y yo no supe responderle. Me partió la cara y no reaccioné, no sentí dolor alguno, ni piedad por esa persona. Lo que hice, lo hice por todo lo que sé y porque no quería que esa niña pasara por eso.

Cuando logré que Pedro se calmara, fui a hablar con él y entendió lo que estaba pasando. Esa noche en el centro comercial donde estábamos escondidos, acabamos tomando tequila en uno de los bares y fumando hasta el amanecer, ¡cómo lo echaba de menos! Con la información que compartimos, supe, que debía de volver a mi ciudad. Pedro me ha dicho que igual escribe, aunque me temo que con la pérdida de su hija, igual no quiere estar conectado con los pocos humanos que aún existimos. 

Ahora ya he vuelto, por eso llevo unos días sin escribir. Volveré a la fábrica para ver si lo que me dijo esa persona es real, porque si es así... Creo que todos escondemos algo, un secreto que no sé si podremos desvelar.

Perdona si no he hecho caso antes a la información que me has dado, pero aún estoy un poco en estado de shock por lo de la niña. Lo que me has contado Miguel, me ha dejado haciéndome varias preguntas. Primero de todo decirte que como bien supones, yo no trabajaba con esa información, efectivamente era un soldado destinado a una de las fábricas de R.C. (¿qué raro verdad? Usar medios públicos para preservar los bienes de una empresa privada) y vigilaba las instalaciones, pero no tenía nada que ver con esos temas. Ahora bien, sinceramente, creo que tú sabes más de lo que yo o que cualquier otra persona pudiera esperar y me tienes intrigado y creo que sabes más de lo que dices. Al igual que yo, tú también tienes información que aún no puedes desvelar, ¿verdad?

Respecto a nuestras parejas. Me alegro de que tengas señales de vida de tu novia, eso significa que puede estar viva. No me gusta pensar en que la mía lo está, si es así y la encuentro me llevaré una gran sorpresa, pero sinceramente lo dudo mucho.

Creo que deberíamos encontrarnos y cara a cara hablar de lo que sabemos, ya que como bien sabes, o eso espero, hay personas que leen esto pero no pueden hablar. Mientras no digamos nada sobre el proyecto, no pasará nada, pero si algo se nos escapa... Un saludo Miguel, cuídate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por correo electrónico:

Páginas vistas en total: