Diario Zombi

- El nuevo diario zombi -

miércoles, 11 de mayo de 2011

Capítulo 27 - Los últimos mensajes (Miguel)

Continúo...

- ...por lo visto la situación en la Expo es un caos. Se ve que la gente no confía en sí misma y si no se aplica la ley del más fuerte es porque los soldados lo impiden y se imponen. De vez en cuando se escuchan tiros pues cada vez más infectados se van acercando a las inmediaciones. Supongo que el ruido de tanta gente les está llamando la atención. Algunos están completamente en contra de las ejecuciones de infectados, pues piensan que se encontrará una vacuna que hará que todo vuelva a la normalidad. Los padres de María no se posicionan, tienen miedo y quieren que esto acabe ya. Tal y como está la situación, hemos decidido quedarnos unos días más. Por favor Miguel, si me has conseguido escuchar no hagas locuras, yo creo que en casa estarás bien, aunque me encantaría que vinieses... no creo que ir a las instalaciones de la Expo sea prudente. He intentado enviarte un email desde el móvil, pero la conexión 3G falla... bueno, realmente me da buena cobertura pero no puedo navegar con normalidad. Te tengo que dejar amor, me he tenido que alejar del albergue para poder hacer esta llamada.  Allí, como sabes, el teléfono va un poco cuando quiere y me da cosa alejarme tanto. En cuanto pueda te volveré a llamar. -

Día 7 (Sofía - 09.00 h)
- Hola de nuevo amor, me siento ridícula hablando con un contestador, pero en fin, espero que me estés escuchando. Hoy ha pasado algo extraño, al albergue ha venido una mujer embarazada de, yo diría de casi 9 meses, con una mordedura en el cuello, llena de sangre, con el rostro pálido, temblando e implorando ayuda. Nos hemos quedado de piedra. Somos conscientes de la situación y de lo que ocurre cuando somos mordidos por infectados, pero los propietarios se han apiadado al verla embarazada y han decidido alojarla en una habitación y cuidar de ella. La mujer les ha contado que venían de Huesca, ella y su marido, y por la carretera se han encontrado un coche accidentado. El marido ha parado para ver si podía ayudar, pero cuando se ha acercado al herido, éste le ha atacado, ella ha corrido a socorrer a su marido pero ya era tarde y también ha sido atacada. Como ha podido, se ha librado del atacante y ha huído en el coche... pobrecilla. Pese a la lástima que sentimos, estamos todas asustadas esperando el momento en que se convierta en un monstruo, sólo nos sirve de consuelo que al estar embarazada no podrá hacer grandes movimientos, y por cierto, ¿qué será del bebé? Prefiero no pensarlo. Voy a volver y ya te contaré. Necesitaba decirte que el valle de Ordesa ya no es un sitio seguro. -

Día 8 (Sofía - 10.30 h)
- Ha pasado, a las pocas horas de llamarte por última vez, la mujer dejó de respirar y apereció muerta para al cabo de un largo rato, volverse a levantar. No puedo creer lo que ha pasado, es una zombi... lo que ha pasado esta noche... no tengo estómago ahora mismo para contártelo... No sé qué pasa que empieza a fallarme la cobertura del móvil, llevo un buen rato tratando de llamar. Hemos decidido irnos a otro sitio. En cuanto pueda volveré a llamarte, si no es así, espero verte pronto amor. Te quiero. -

Estos son todos los mensajes que había en el contestador. He decidido irme de aquí e ir a buscarla. No sé con qué peligros me encontraré en el camino. Estoy harto de no saber nada más, de los microcortes de luz que me impiden trabajar y de la comida en conserva. Necesito pasar por un supermercado y variar mi menú. Alberto, no sé qué pasa que hace mucho tiempo que no escribes, en cuanto puedas, aunque sea, escribe una frase y dime que sigues vivo y por cierto, ¿qué ha sido de ese otro superviviente que iba a escribir? Aún no hemos recibido ningún correo de nadie que nos pueda contar su historia. Si alguien más nos lee, que nos escriba a diariozombi@gmail.com 

Nos vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por correo electrónico:

Páginas vistas en total: