Diario Zombi

- El nuevo diario zombi -

jueves, 26 de mayo de 2011

Capítulo 31 - El gato y yo (Alberto)

Día 73 (madrugada): Hola Miguel y a quien pueda leerme. Yo también me alegro de que estés bien. En primer lugar, cuida a la perra. Tienes suerte de tener a alguien a tu lado, te hará mucha compañía y así no te volverás tan loco como otros. En segundo lugar, me parece bien que vayas tu a buscar a tu novia si estás cerca. Ojalá la encuentres y estéis bien.

Por donde estás, creo que podrías desviarte un poco y pasar por Zaragoza que es donde yo me encuentro ahora mismo (sí, me he vuelto a desplazar). Necesito ayuda para salir de aquí. Lo primero de todo decirte que no sé cuánta gente más habrá con vida, pero deberíamos de avisar a todo el mundo que de algún modo pueda tener contacto con nosotros. Se está poniendo muy fea la situación y debemos de estar preparados para, lo que yo llamaría  "El día 0", pues se acerca a gran velocidad.

Te comento Miguel, y ojalá alguien más pueda leer esto, y tú o yo nos encontremos con alguien más, vivo, porque es muy importante que me prestes atención a lo siguiente. Esto te dará alguna respuesta sobre lo que te ocurrió el otro día con el ataque de esos dos zombis de fase 2.

Como ya sabes, trabajaba en el ejército y una vez me tocó hacer una gran tontería, o eso pensaba. Tenía que llevar a Bruselas una documentación altamente peligrosa. Pues bien, de camino allí (hará 6 meses) nos atacaron. Gente a punta de pistolas nos obligaron a darles los maletines donde se encontraba dicha información. Nosotros en ese momento no pudimos hacer nada y se los llevaron. Cuando avisamos a nuestro General, nos obligaron en código rojo a perseguir a los hombres que nos habían robado, ya que no solo la nación, sino el mundo entero, podría sufrir dichas consecuencias. No sólo bastaba con hacer ese trabajo, una vez encontrados tendríamos que saber si habían abierto dicha información y de ser así, si la habían compartido con alguien. Una vez supiéramos eso, deberíamos matar a todas las personas que pudieran y repito pudieran (aunque no estuviéramos seguros) saber algo de lo que ponía en esos documentos, dando igual si fueran hombres, mujeres o niños. 

Por supuesto esta clase de noticias no se podían saber y así fue, nadie supo lo que había pasado. Bien, no voy a entrar en detalles, pero logramos recuperar dichos maletines intactos y sin abrir (menos mal) pero no te voy a contar lo que tuvimos que hacer, esa masacre no la olvidaré en la vida...

Uno de los maletines, concretamente el F-04 estaba un poco abierto. Ya sabes que la curiosidad mató al gato... Pues después de lo que tuvimos que hacer y cuando nuestro Sargento descansaba, mi compañero Eduardo y yo, o como le llamábamos, "el gato", decidimos sacar algún documento para saber qué contenía. Que se sepa ahora, no hará que nadie me mate... Lo pasamos tan mal que teníamos que saber el motivo por el cual habíamos tenido que asesinar a sangre fría (ya que ellos se entregaban) a tanta gente. 

Bueno, pues bien. Nos quedamos sorprendidos pero a la vez no entendíamos lo que ponía. Era como que estaban preparando un ataque con personas no humanas (lo que ahora sabemos que son zombis) pero no ponía nada de cómo la gente se convertía en esos seres. Por eso quería entrar en las instalaciones, porque necesitaba saber más. Después de leer los pocos documentos, los cuales no eran muy precisos, y sabiendo nuestros altos mandos que nosotros dos éramos los que custodiábamos el maletín, nos persiguieron, querían matarnos. Sin explicaciones y sin saber si habíamos leído algo o no. A la semana "el gato" fue encontrado muerto. Alguien lo torturó y lo mató. Después yo seguí escondido y pasó todo esto...

Como te he dicho, te necesito, tengo que darte una cosa, porque estos días he vuelto a las instalaciones y, no sin peligro... pero he podido (de hecho tengo los documentos conmigo) encontrar uno de los maletines, concretamente el F-03. Si puedes venir dímelo y si yo no puedo estar cuando tú pases, podria acercarme mañana y dejarte los documentos preparados para que cuando llegues al sitio indicado puedas recogerlo y leerlo con tus propios ojos. Igual debería decirlo por aquí por si alguien más nos lee. Si no puedes venir te diré lo que les sucede a esos muertos vivientes cuando avanzan los días y, prepárate si te creías que eran peligrosos, porque esto acaba de empezar. Respóndeme rápido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por correo electrónico:

Páginas vistas en total: